La ORCAM presenta temporada y directora

Autoría:

La sala general de ensayo de la Fundación Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (ORCAM) es coqueta, bonita. Está escondida en medio de un jardín bucólico. Y rebosa vida, dice el director de orquesta Rubén Gimeno: “Muchas veces percibimos las salas de conciertos como algo no vivo. Les invito a pasar por aquí y verán la vorágine, la mezcla de energías, de edades… La efervescencia de este edificio”. La sala acoge este viernes la presentación de la nueva temporada de la ORCAM y su principal novedad: la directora de orquesta polaca Marzena Diakun será la titular en esta nueva etapa.

“Comenzar una nueva era siempre implica mirar al pasado. A una importante y larga era, la conducida por Víctor Pablo”, explica Diakun, que debutará al frente de la orquesta el 16 de septiembre, en el concierto inaugural. Lo hará con un programa encabezado por el estreno absoluto de El árbol de la rosa de la española Marisa Manchado. Completan ese primer concierto La doncella elegida, de Debussy y la Sinfonía del nuevo mundo, de Dvorak. “Una idea muy relevante para mí es poder programar a compositores y compositoras españolas. Esta temporada tendremos la oportunidad de presenciar tres estrenos”, cuenta la directora. Estos serán, además de la obra de Manchado, la Cantata sobre fondo de Alborán de Ramón Paús y Ciudad arrebatada de Jorge Argüelles.

“Siempre es un honor dirigir piezas de Bach, así que hemos programado un ciclo específico esta temporada para presentar sus cantatas”, dice. Y mencionar la obra de Bach lleva a la directora a hablar de músicos especializados en la interpretación de música histórica. Es el caso del director y pianista Richard Egarr, que tocará el 4 de noviembre en el Auditorio Nacional de Música un concierto integrado por piezas de Mozart y Haydn. Otros directores con los que contará la ORCAM en esta temporada serán Jose Miguel Pérez-Sierra, Guillermo García Calvo, Andrés Salado y Rubén Gimeno. Destacan también la pianista Elena Bashkirova, el contratenor Carlos Mena, la soprano María Espada o las violinistas Leticia Moreno y Alina Pogostkina.

Y además de su pasión por Bach, Diakun confiesa haberse dado cuenta durante su carrera de su predilección por los compositores cuyo nombre empieza por la letra b, como Brahms o Bruckner. Y en esta temporada amplía esta lista con Berlioz, Bernstein y Berio.

La directora polaca también hace hincapié en la necesidad de apoyar a los intérpretes y jóvenes solistas. Pero no solo invitándoles a tocar su música. “También dándoles la oportunidad de tocar al lado de estrellas internaciones de reconocido prestigio. Espero que esto les permita mostrar su talento no solo en España, también en todo el mundo”, añade Diakun.

Por su parte, el director artístico de la Joven Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (JORCAM), Rubén Gimeno, destaca la creación de la Academia Orquestal de la Fundación ORCAM, dirigida a jóvenes músicos. “Somos más de 450 estudiantes, jóvenes, niños… A través de su coro infantil, cameratas de cuerdas, joven orquesta… Ahora cerramos el círculo con la creación de esta academia, es decir, podemos aprender a amar la música desde los ocho años y educar también en valores como la responsabilidad y la escucha. Es un proyecto único en todo el panorama nacional”, asegura Gimeno. Las formaciones de la JORCAM tendrán una mayor actividad y presencia en sus ciclos en los Teatros del Canal, el Auditorio Nacional de Música y el Teatro Real.

A la presentación de la temporada ha acudido también la consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, que asegura que el nuevo programa de la ORCAM es mucho más ambicioso que el de otras temporadas. “Me gustaría que este entorno maravilloso fuera más conocido por los madrileños. Tenemos que rescatarlo de este bello olvido al que lo tenemos sometido. Un lugar tan bonito donde además se hace música hay que reivindicarlo”. Y remata: “Va a ser una gran temporada. El año pasado fue el de la resistencia, este el de la explosión y la recuperación”.

Publicado en El País 26 de junio 2021